¡Adéntrate en la ‘Domus Aurea’ de Nerón!

Un oportuno tropezón permitió, en el siglo XV, descubrir los restos de uno de los edificios de la Roma Antigua más admirados y odiados al mismo tiempo. Cuando un paseante se precipitó por una grieta del Palatino aterrizó, ni más ni menos, en la que fuera residencia del emperador Nerón.

La leyenda explica que, cuando el excéntrico mandatario entró en la Domus Aurea exclamó “¡Por fin podré vivir como un ser humano!”. También odiado –y temido- por sus contemporáneos, Nerón no podía más que sentirse a gusto en un descomunal palacio lleno de lujos, que ocupaba más de 50 hectáreas y disponía de 300 habitaciones. En el interior, paredes de mármol, bóvedas de oro y exquisitas pinturas que inspiraron a los grandes artistas del Renacimiento. En el exterior, un lago artificial, bosques delimitando la finca y una colosal estatua que idealizaba al dueño de la casa.

Foto: Dennis Jarvis – CC

Cayo Suetonio, en Vida de Nerón, escribía: […] grandes extensiones de terreno, incluían campos, viñedos, pastos y bosques, con una multitud de animales domésticos y salvajes de todo tipo. Todas sus habitaciones estaban forradas de oro y adornadas con piedras preciosas y conchas de perlas; sus comedores estaban cubiertos por unos paneles de marfil movibles y perforados por tubos, para que se pudieran esparcir desde el techo flores o perfumes; el comedor principal era redondo, y giraba continuamente sobre sí mismo, de día y de noche, como el mundo; sus baños tenían agua corriente del mar”.

Por si tal grado de ostentación y lujo no bastaran, el complejo se levantó en pleno centro de Roma, en los terrenos arrasados por el incendio que el año 64 d.C devastó la ciudad. Pero la gloria de la Domus Aurea fue efímera como la suerte de su dueño. A su muerte (68 d.C), la finca fue saqueada y los sucesores del emperador quisieron borrar su huella para siempre.

Foto: Jean-Pierre Dalbéra – CC

La finca de Nerón albergó el Coliseo, levantado por Vespasiano bajo el nombre de anfiteatro Flavio, los baños de Trajano y el Templo de Venus y Roma, impulsado por Adriano. Todos ellos espacios públicos que devolvían el centro de la ciudad a sus ciudadanos. Aquello que no se derribó y/ expolió de la Domus Aurea quedó sepultado bajo tierra durante siglos. Este olvido pretendido por sus sucesores explica, en gran parte, la conservación de los restos arqueológicos hasta la actualidad.

Con su “descubrimiento” fortuito en el siglo XV, la Domus se llenó de grandes figuras de la pintura renacentista. Gracias a las toneladas de piedra que se volcaron en las grandes estancias lo que mejor podía admirarse eran las pinturas murales de los techos. Tal como leemos en National Geographic, “la frescura, belleza y calidad de los frescos de la Domus Aurea (en palabras de Vasari) causaron tal furor a lo largo del siglo XVI que acabó dando lugar a un nuevo estilo pictórico: los grutescos. Se llamaron así, cuenta Benvenuto Cellini en su Vita, porque los estudiosos habían hallado este tipo de pinturas en lugares cavernosos, y grotte es la palabra que define esos lugares subterráneos en Roma”. Fueron las primeras pinturas que los artistas del Renacimiento copiaron y estudiaron.

Foto: Carole Raddato – CC

En la actualidad, y tras algunos intentos de recuperar y abrir el espacio al público, puede visitarse una pequeña parte de la Domus. Sin embargo, la tecnología digital avanza más deprisa que las reformas que necesita la antigua residencia de Nerón para perdurar en el tiempo. Desde este año, una espectacular instalación multimedia ubicada en la sala “Volta Dorata”, permite recorrer la estancia por completo, tal y como fue concebida y también en el momento de su descubrimiento sepultada bajo tierra. Armados con unas gafas 3D podemos observar los suntuosos frescos y mármoles coloreados de la estancia y ver la luz que entraba por el jardín.

Un breve pero intenso paseo que nos sitúa en la piel del propio emperador o, si queremos ser más modestos, de alguno de los habitantes de la Domus Aurea cuando se encontraba en todo su esplendor.

Comparte en: facebook


¿DÓNDE ESTÁ ROMANORUM VITA?

Segovia. Del 21 de septiembre al 7 de noviembre de 2017

ROMANORUM VITA ONLINE

Visita virtual Romanorum Vita Catálogo de la exposición - Romanorum Vita Romanorum TV Cómo se hizo Romanorum Vita EduCaixa

PARTICIPA

Comunidad - Romanorum Vita